Belmonte

En el territorio de Belmonte de San José restos arqueológicos de la Edad del Hierro y de época ibérica nos muestran la antigua ocupación de estas tierras.

Pero va a ser durante la reconquista cuando esta zona va a ser donada a la Orden de Calatrava. Alfonso II en 1179 entrega gran parte de Bajo Aragón a los calatravos que formarán una encomienda con sede en Alcañiz.

El año 1232 el maestre de la orden dio Carta de Población a Belmonte y en 1337 se le otorga Carta de Franquicia, obteniendo el título de villa.


Se denominó Belmonte hasta 1917. Belmonte de Mezquín desde 1917 y finalmente, Belmonte de San José desde 1979

En cuanto a administración, Belmonte de San José ha formado parte, de forma sucesiva, a la encomienda de la orden de Calatrava de Alcañiz, a la sobrecullida de Alcañiz (1488-1495), a la vereda de Alcañiz (1646) y al corregimiento de Alcañiz (1711-1833). Se constituye como Ayuntamiento en 1834 y forma parte del partido judicial de Alcañiz.

La Iglesia del Salvador

Realizada en mampostería y cantería durante el siglo XVIII en estilo barroco. Muy influida por la antigua iglesia colegial de Alcañiz o iglesias del contorno como Calaceite o Valjunquera, , sus naves se elevan a la misma altura, siguiendo la tipología de iglesia-salón.

Posee una fantastica torre-campanario, que observa desde sus 40 metros de altura, coronada por un corredor-balcon, los tejados de la villa y gran parte del Bajo Aragón.

Posee una bella portada con arco mixtilíneo decorado con guirnaldas y columnas salomonicas, que de no ser por el expolio, destrucción y barbarie de la Guerra Civil, seria digna de admiración. Al interior, el precioso órgano realizado por los hermanos Turull, maestros organeros de Calanda, nos evoca sonidos de otros tiempos.

Grid Gallery Slide

El 10 de abril de 1760, Juan Antonio Turull, maestro organero y vecino de Calanda, reconoce haber recibido cuatrocientas treinta y cuatro libras y seis sueldos de moneda valenciana del Ayuntamiento de Belmonte por la realización de este órgano.